ILUMINACIÓN EN DISEÑO DE INTERIORES

blog Comments (0)

En el diseño de interiores la iluminación define los espacios donde vivimos y los ambientes que deseamos; es considerada como uno de los aspectos más importantes al momento de diseñar, ya que gracias al correcto equilibrio entre tipo y cantidad de luz que recibe un espacio nos permite transformar como éste se percibe, realzar o atenuar la decoración e incluso intensificar el valor de los elementos decorativos (molduras, muebles, textiles, etc.).

Con una buena planificación de la iluminación, elección de materiales (artefactos y luminarios) y distribución, se puede cambiar el aspecto y la atmósfera de una habitación. Por el contrario, el mal uso de la iluminación puede echar a perder una buena idea decorativa.

La orientación de las casas, la distribución de las ventanas y los tragaluces determinan la iluminación de los interiores, sin embargo la situación geográfica también puede determinar un efecto diferente.

El conocimiento básico sobre la iluminación lo derivamos del efecto que la luz solar produce al incidir en los objetos según los diversos ángulos. El sol en su recorrido diario desde que amanece hasta que anochece proyecta sobre los objetos una luz que varía en inclinación e intensidad y suscita sensaciones diferentes.

La naturaleza nos da un foco de luz utilizable que es el sol, pero esta luz no es suficiente ya que nuestra vida social se desarrolla también durante horas en las que, al ponerse el sol, desaparece la luz natural, siendo necesario valernos de sistemas de luz artificial.

En el diseño de espacios es preciso planificar con detalle las fuentes de luz tanto naturales como artificiales. La iluminación artificial será un claro protagonista a tono con el espacio y los objetos, un buen diseño hará los espacios más cálidos, más confortables, más amplios o bien, tiene la capacidad de alterar las dimensiones que existen dentro de una habitación.

Durante el día se debe poder aprovechar al máximo y con la mayor cantidad de recursos posibles las fuentes de luz natural que dispongamos. La luz natural directa es importante si queremos que la vivienda sea un lugar cómodo y relajante; los colores parecerán más vivos, alegres y más calmados al atardecer.

Una mezcla de luz artificial y luz natural puede crear una auténtica variedad de atmósferas, donde la calidez de la luz de los luminarios se mezclarán con los tonos de la luz natural.

Recuerda que la iluminación más apropiada para un espacio no será aquella que produzca los efectos estéticos y teatrales más sorprendentes, sino la que resuelva mejor las necesidades prácticas y estéticas del ambiente que estamos iluminando.

Pin It

» blog » ILUMINACIÓN EN DISEÑO DE INTERIORES
On 17 enero, 2017
By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

« »